No nos atrevemos a muchas cosas porque son difíciles, pero son difíciles porque no nos atrevemos a hacerlas. (Séneca)

martes, 20 de abril de 2010

¡Este vecino me tiene harto!

(Fotog. corazon.blogia)

Siempre, siempre va de negro. Eso sí, impecable. Y procura pasar desapercibido...generalmente.
Pero, ¡ay! cuando llega esta época. Todos sabemos ya lo que ésta influye en el comportamiento de cada uno. Y en el de él, mi vecino, ...¡también! Vaya, que le da por cantar todos los días a eso de las cinco y pico de la mañana... y me despierta, claro.
Desde la ventana de la habitación, a veces desde la del salón, le llamo la atención, incluso le grito, mas sólo consigo que enmudezca unos instantes para proseguir de inmediato con sus cánticos, si cabe, con más fuerza. Al despuntar el día queda callado, en silencio.
Me tiene harto el dichoso mirlo... ¡y qué bien canta el condenado!

Los pajarillos
están alborotados.
Es primavera,
y, claro, ya se sabe
que la sangre se altera.

2 comentarios:

ARIES dijo...

Qué bien cantan, sí !!
Y los jilgueros !!!
El campo está ubérrimo y ese paseo ¿ tuyo ? es muy misterioso con los pasos acompasados y la intrigante parada...
Y ese verde tan norteño !!!
Bonito, sí señor !
Has vuelto más inspirado, si cabe !
Buen día y un abrazo

jotabede1 dijo...

Hola Ana! A que sí, a que notamos la primavera... Que conste que me gusta mucho ese ave. Buen dia a tí también.
Un abrazo.